Me saqué el corpiño

Tengo el recuerdo de llegar a mi casa, con ganas de sacarme todo, ponerme el pijama y un par de pantuflas con forma de oso en mis pies. Pero primero que nada, antes que todo, desabrocharme el corpiño/sujetador.

Hace meses que no uso corpiño. Hay gente que me mira como si mi decisión vaya a afectar a perritos abandonados por familias en medio de una ruta. Que baja la mirada como si mis pezones vayan a atacar a alguien y que me dicen, SE NOTA. Es que a todos se nos nota algo, si sos pelotudo también se te va a notar, no te preocupes.

Desde chica tuve una relación bastante particular con mis tetas, me crecieron de golpe, de muy pequeña. No era de esas que las ocultaba por vergüenza, son mis tetas, es mi cuerpo y jamás me molestaron.

Hace meses me saqué el corpiño. Salí a la calle, pasaban los días y seguía sin ponérmelo. Que cómoda que estoy, que práctico que es vestirse. Aunque siempre hay alguna mujer que te dice.. ay no se… yo me sentiría incomoda si no uso.. bueno bueno, dale unos días, me río. Es posible que esta incomodidad viniera más por una falta de costumbre que por una incomodidad física real.

Es que las tetas tienen que verse perfectas, tienen que estar bien juntas y que un buen escote sea perfectamente visible para los hombres. No tiene nada que ver con los cánones de belleza establecidos, claro que no, es que a todas las mujeres nos encanta estar con alambres que nos sujeten algo para que no se caiga, sobre todo en verano, si, que haya más y más tela en nuestro cuerpo.

Existen ciertas cuestiones sobre el exhibicionismo que jamás me han molestado, ya lo escribí. Cuando estás desnudo está muy bien tener el control y no hay nada que el otro no haya visto antes.

Terror a que se nos caiga el pecho con la edad. Todo depende de su tamaño, de su forma y de la piel de cada persona. Soy joven y hablar de tetas caídas no es muy apropiado porque supongo que la gravedad y la edad harán de las suyas con el tiempo. Pero no creo que esto sea una cuestión.

No soy valiente por no usar corpiño, por ver a través de mi sweater mis tetas imperfectas. Solo quiero estar cómoda, con mi ropa, mi cuerpo, mi cotidianidad. Aunque todavía exista gente que me mira con gestos de desaprobación.

No se preocupen, a veces uso, cuando no quiero ser el centro de atención en alguna fiesta con un vestido medio transparente, cuando quiero hacer ejercicio, cuando tengo que bajar corriendo 10 pisos por escalera.

Hace meses que me saqué el corpiño. No puedo agregar nada más que un consejo. Pregúntese porque lo usa y hágalo usted misma.

Anuncios